lunes, 22 de febrero de 2016

Complexité simple (Complejidad simple)



Wassily Kandinsky, 1939. Centre Georges-Pompidou (Paris)

Óleo sobre lienzo

100,5 x 82 cm.

Resulta difícil resistirse a incluir una breve reseña de la muestra del genio de la abstracción, que se expone durante estos días en Madrid, de obligada visita.

He escogido concretamente ésta porque es una de las muchas que me han fascinado de entre las que se presentan ahora: la sala dedicada a sus últimas obras en París me ha resultado harto gozosa. Y dentro de esta sala, esta pintura me ha gustado por encima de las demás.

Se me antoja aquí un pintor totalmente reafirmado en sus convicciones, a pesar de la indiferencia con la que fue tratado en esta ciudad durante aquellos años. También se percibe en esta pintura la influencia de amistades como Hans Arp. Sus tonos se han suavizado, como se aprecia también en muchas otras obras de esta época. Sin embargo, aquí se sale un tanto de su línea habitual, con esos bordes oscuros, que confieren al conjunto ese aspecto tan peculiar. 

Una celebración en toda regla, aunque no hay reproducción que la haga justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario