sábado, 14 de noviembre de 2015

Le jardin




Óleo sobre lienzo

127 x 100 cm. 

Tremenda exposición del pintor francés en la sala de exposiciones Recoletos de la Fundación Mapfre en Madrid, que puede visitarse hasta el próximo 10 de Enero. Pienso que, de manera claramente injusta, la muestra no está teniendo la repercusión mediática que merece. Organizada por el Museo de Orsay y los Fine Art Museums de San Francisco, consta de setenta y cinco pinturas (complementadas con diez dibujos y cuarenta y siete fotografías), es una de las mejores oportunidades que se tienen en la vida para disfrutar de una muestra tan completa de este artista, muy poco visto en España.

Fijaros en cuanto cuesta entender su pintura. La mirada estalla ante la explosión de colores: se tarda un buen rato en percibir la profundidad del paisaje representado: a pesar de la cantidad de pixeles de la reproducción, cuesta ver claramente como el camino gira a la derecha. También es difícil verlo in-situ

Id con tiempo, cada cuadro necesita de un importante lapso de tiempo para ser observado. Ya veréis como sois recompensados.

PD: Quiero que esta entrada sirva de homenaje a todas las víctimas de los terribles atentados que sufrió Paris ayer. ¡Que horror mas indescriptible! ¡Que tristeza tan inmensa! 
¿Se librará el género humano alguna vez de los escalofriantes actos que él mismo es capaz de cometer? Estos actos tienen siempre unas características comunes y se conocen desde los tiempos más remotos de nuestra historia: sirven a unos despreciables intereses (siempre terrenales, por mucho que se quieran vestir de grandes ideales), siempre están urdidos por mentes miserables (que aducen un bien común, aunque se realizan exclusivamente en el propio beneficio) y son ejecutados por seres ciegos, siempre ignorantes, manipulados hasta el punto en el que creen que suicidarse matando más gente mientras explosionan les hará merecedores de algún bien en una vida posterior (¿existe engaño más profundo?). ¿Llegará el momento en que los hombres aprendamos a ver más allá de unos centímetros de donde alcanza nuestro ego? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario