lunes, 7 de septiembre de 2015

Retrato da princesa santa Joana



Nuno Gonçalves, h. 1472.  Museu de Aveiro

Óleo sobre tabla

60 x 40 cm.

Esta pintura es la más emblemática del museo de Aveiro, situado en el antiguo convento de Jesús. Está atribuida a Nuno Gonçalves (o a su entorno), y sorprende por la falta de expresividad de los rasgos de la joven, que está representada con el traje de la corte, en un retrato realizado con el fin de encontrarla un pretendiente que ella no deseaba. 

La princesa Juana, hija del rey Afonso V de Portugal y futura santa, se retiró a este convento en 1472, donde vivió sus últimos 18 años. Es un interesante lugar para visitar, sobre todo por su iglesia barroca.




En el coro bajo se encuentra la tumba de la santa, una obra de principios del siglo XVIII del arquitecto João Antunes, realizada en marquetería de mármol policromado y soportada por ángeles sentados, también de mármol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario