martes, 15 de septiembre de 2015

Ecce Homo



Lovis Corinth, 1921. Kunstmuseum Basel

Óleo sobre lienzo

190'7 x 150'6 cm. 

Este enorme lienzo atrae fuertemente la atención del observador toda vez que éste haya fijado los ojos sobre él. La expresividad de los rostros es impactante; la sensación de desolación, inmediata. El autor se representa a sí mismo como Cristo, entre pinceladas violentas y un espectacular tratamiento del color que ninguna reproducción es capaz de transmitir. 

Cuando estaba contemplando la obra, me resultaba difícil concebir que se estuviera representando una escena de otro tiempo, ya que me resultaba tremendamente actual. Raras veces he experimentado una impresión así.

De Lovis Corinth, lamentablemente, sólo se puede admirar una obra en España de forma permanente, titulada Modenschau (Desfile de modelos): 


Lovis Corinth, 1925. Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid)

Óleo sobre lienzo

201'5 x 100 cm. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario