domingo, 12 de abril de 2015

Retrato de Gustavo Adolfo Bécquer



Joaquín Domínguez Bécquer, 1862. Museo de Bellas Artes de Sevilla

Óleo sobre lienzo

73 x 60 cm. 

Pintor poco valorado. Merece la pena especialmente revisar las pinturas costumbristas que realizó a partir de 1864. Ya veremos alguna en el futuro. 

El retrato de su hermano es, sin duda, su obra más conocida y ha servido para construir el mito romántico alrededor de su hermano construido después de su muerte. Las fotografías de la época no le presentan con esta aspecto, desde luego.


Bartomeu Maura i Montaner, 1904. Biblioteca Nacional (Madrid)

Estampa de plancha con aguafuerte y buril

15,5 x 9,8 cm. 

La imagen romántica de Gustavo Adolfo se popularizó mediante estampas y llegó a hacerse familiar: no en vano recorrió el país en los billetes de cien pesetas. La estatua del pintor que se encuentra en el Parque de Maria Luisa también se inspira en este retrato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario