sábado, 29 de noviembre de 2014

Victoria de Samotracia


Anónimo, alrededor del 190 a. C. Musée du Louvre (Paris)

Mármol blanco de la isla de Paros. El ala derecha es una reconstitución de yeso realizada en el siglo XIX, en una posición errónea. Pedestal de mármol gris con 23 bloques de mármol gris azulado con vetas blancas de Lartos (Rodas)

328 cm. de altura (con el zócalo). Incluyendo el pedestal, llega hasta los 557 cm.

Habría que preguntarle a Fernando Alonso si su Ferrari vale más que la estatua, sobre todo después de los cuatro millones de euros que ha  costado su reciente restauración. Niké ha recuperado su color blanco original y tres plumas de su ala izquierda. Del barco también se ha eliminado un bloque de cemento que se había incluido para darle mayor protagonismo a la estatua, con lo que así se recupera en parte la sensación original de que la diosa se acaba de posar sobre el puente del navío de guerra. 

Originalmente se encontraba en el Santuario de los Cabiri, en lo alto de un acantilado y era visible desde el mar. Es grande, no es fácil in situ observar uno de sus mejores efectos técnicos: la agitación del drapeado mojado, que simula como se adhiere al torso, efecto verdaderamente espectacular. Marinetti, a mi me chifla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario