domingo, 23 de noviembre de 2014

De kantwerkster (La encajera)



Jan Vermeer van Delft, hacia 1665-1675. Musée du Louvre (Paris)

Óleo sobre lienzo

24 x 21 cm.

Ya sólo por su pequeño tamaño llama la atención. El gesto de concentración de la muchacha sobre la tarea que está realizando es el absoluto protagonista de esta obra: es difícil dirigir la mirada hacia otro lugar. Para Dalí, que estaba obsesionado con esta obra, representaba una conflagración de fuerzas convergiendo sobre la aguja de la encajera (aguja que no se puede apreciar en el cuadro). Para Renoir, era la pintura mas bella del mundo (junto con otra de Watteau). Van Gogh estaba fascinado por sus colores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario