martes, 14 de octubre de 2014

Violon et palette (Violín y plaeta)




Óleo sobre lienzo

91'7 x 42'8 cm.

Fracturar la realidad en múltiples facetas, como el espacio que les rodea, en el que se mezclan. La composición se pondrá en movimiento a medida que el ojo se vaya moviendo desde un plano a otro, buscando maneras de acomodar las múltiples fuentes de luz y la orientación de las partes. Esa es la idea del cubismo.

El que diga que no ve un violín apoyado sobre unas partituras. Sobre ellos cuelga de un clavo una paleta, al lado de la cual hay una cortina verde. El que diga que no lo ve, miente. El violín se puede ver desde los dos lados simultáneamente, desde arriba, desde abajo...

La corta paleta de colores obedece a la imposibilidad de pintar de esta manera con una amplia gama de colores brillantes sin que las formas se deshagan por nuestro cerebro. 

Braque pintó el clavo de forma realista, siguiendo las leyes de la perspectiva tradicional para tratar de acentuar entre las diferencias entre la perspectiva tradicional y la "nueva manera de ver".  

No hay comentarios:

Publicar un comentario