sábado, 27 de septiembre de 2014

Der heilige Hieronymus im Gehäus (San Jerónimo en su celda)





Grabado a buril

24'7 x 18'8 cm.

Te deja con la boca abierta. Creo firmemente que ese era el objetivo que se propuso Durero con su serie de tres grabados (San Jerónimo en su celda, Melancolía I y El caballero, la muerte y el diablo) representando las diferentes esferas de la vida. Concretamente en este, mires donde mires (la sombra del ventanal, las vetas de la madera del techo, la cabeza del león), la técnica alcanza aquí la perfección. Merece la pena ampliar la imagen y fijarse bien en los numerosos detalles con que el autor adorna la escena.



(Publicada en Arte a las ocho por primera vez el 25/03/13)

No hay comentarios:

Publicar un comentario